sex shop Vibrashop
Sex Shop, la nueva forma de disfrutar de tu sexualidad

Algunos lo consideran el centro de la vida, otros una obligación que cumplir y los más culposos una necesidad prohibida. El sexo, aunque les guste referirse a él como algo natural y normal, suelen afirmar que es un sentimiento carnal que domina la parte más oscura del hombre.

Pero el sexo va más allá, desde la parte instintiva hasta la emocional.  Es un tema tabú para muchas generaciones mientras que para otras es algo normal que se puede experimentar como mero disfrute del cuerpo.

Así llegamos a reconocer hoy en día que es un objeto de consumo y que existen tiendas en el mercado para adquirir productos denominados juguetes sexuales o sex-toys.  Las Sex Shop, aunque tienen cada vez más presencia física, aunque de bajo perfil (sólo para proteger la privacidad y comportamiento de sus clientes), gozan de un mercado cada vez más creciente.  Y aunque lo consideren indebido o mundano, es uno de los más lucrativos del momento. El dicho “el sexo vende tiene su alto porcentaje de verdad.  Te queremos explicar cómo ha sido la evolución del consumo de sexo a través de la historia y convertirse en un negocio rentable hasta evolucionar a tiendas físicas presentes en nuestras ciudades.

 

Sex shop en Japón, el hentai

Las tiendas eróticas o Sex Shop, es una forma anglicana de llamar a las tiendas del sexo. En estos espacios se compran materiales pornográficos como revistas, películas, preservativos, lencería, y los grandes favoritos que son los juguetes sexuales.   Además, toda una serie de artículos que puedan relacionarse directamente con el disfrute sexual. Esta tendencia está en franco aumento, llegando a todos los continentes hasta conseguir con toda normalidad tiendas sexuales en las grandes ciudades del mundo.

Un dato curioso es que, en Asia, específicamente en Tokio-Japón existe un barrio que está únicamente dedicado al sexo y a la pornografía. Tanto es así que tiene su propio tipo de animación para adultos y es denominada hentai. El hentai está basado en fantasías sexuales como: la mucama, la secretaría, la colegiala o la jefa con grandes pechos, la inocente de tez muy blanca y de personalidad delicada. Atractivos como éste hacen al país nipón temblar.

Estas tiendas están ubicadas en localidades donde hay mucha población y la mezcla cultural es más propensa a realizarse, no es frecuente ver este tipo de tiendas en zonas rurales o en poblaciones muy pequeñas.  Debido más a un tema de estigma social que a otra cosa.

Muchos pueden considerar estas tiendas como indebidas o indecentes, sin embargo, es curioso que la mayoría de las jurisdicciones no prohíben la venta de juguetes sexuales y mucho menos la constitución de estas empresas.  El parámetro legal estricto es con respecto a quienes pueden entrar o comprar en estos locales. La ley sólo permite el acceso a estos espacios a mayores de edad que oscila según el país entre los 18 o 21 años.

Sex Shop Japón

 

Otro tipo de sex shop

En el mundo de las Sex Shop existe una tipología, o hablando desde el punto de vista del mercado, nichos que deben ser atacados. Por eso una gran variedad de estas tiendas no solo venden juguetes o lencería, sino que amplían sus servicios a proyección de películas pornográficas. Otras hacen sesiones de Strep teases en vivo.  Otra práctica muy solicitada es el Voyerismo, o Peep Show, son una especie de exposición de fotografías, objetos o personas vistas desde un agujero o lente con aumento. Una práctica de visualización muy rentable en Japón.

Aunque este mundo del porno sea considerado algo sucio, la sexualidad no lo es, al igual que muchas otras cosas que eran gratis o se entendía que era algo normal hacer y luego las comercializaron. Así también pasó con el sexo. El uso de juguetes, lencería, cremas o aceites, siempre ha existido y siempre se ha comercializado sólo que ahora está alcance de todos. Poco a poco este libre acceso al disfrute sexual está diluyendo el poderoso tabú que era hasta hace poco.

 

Sexualidad sin tabú

La sexualidad es algo tan natural y normal que está directamente relacionada con el proceso de hominización del hombre. Según estudios antropológicos y sociológicos afirman que nuestro comportamiento ha evolucionado en relación a nuestros órganos sexuales creando así una vinculación directa entre el sexo y la evolución humana. Existen cuestiones dentro de la sexualidad que aún son vistos como mitos o meras sensaciones, como es el caso del orgasmo y el famoso punto G.

El uso de juguetes sexuales siempre ha estado con nosotros.  Partiendo desde el punto que el placer siempre será buscado, algo así como el Dorado. El uso estos accesorios es casi milenario. Desde la Antigua Grecia y Egipto, pasando por el Imperio Romano con todas sus variantes hasta los periodos del viejo Japón, los juguetes, lociones, lencería y demás formas de adornar el sexo siempre han existido sólo que han sido mal vistos porque lo ven como un placer de culpa ante la humanidad.

Los primeros juguetes sexuales

Su existencia es de tal magnitud e importancia, que en Grecia había algo llamado olisbos y era el nombre que se le daba a un artefacto hecho de piedra, madera o cuero, que tenía forma fálica y las mujeres lo llenaban de aceite de oliva y lo usaban para masturbarse.  Algunos historiadores afirman que quién inventó el primer vibrador o consolador femenino fue Cleopatra. Ella utilizó una tela gruesa y la llenó de abejas para que ellas zumbarán e hicieran un efecto vibrador.   Cuando comenzaba el movimiento ella lo colocaba en sus zonas íntimas y se daba placer. Un dato curioso de esta breve historia de los vibradores es que Aristófanes los llamaba consoladores de viudas.

En cambio, los anillos para el pene fueron creados a partir de párpados de cabra naturales incluidas las pestañas. Una vez colocados éstos mantenían al hombre erecto y las pestañas acariciaban el clítoris de la mujer y demás partes sensibles de la vagina.

En el mundo actual el uso de artefactos o mecanismos que mejoren tanto la libido como la duración y la satisfacción del sexo será igual. Desde el punto de vista biológico tendrá el mismo objetivo: procrear, pero siempre hemos querido darle un toque extra. No hay porque sentir o crear un tabú con el sexo. Somos seres sexuales, es parte de nosotros y de nuestra sociedad, es momento de entender que el tabú debe quedar atrás.

¿Los juguetes sexuales son nuevos? La respuesta es negativa.  Desde la época de los Dioses existía la búsqueda para aumentar la líbido y mejorar la durabilidad del acto sexual. El uso de afrodisíacos naturales a base de menta y miel han modificado nuestra forma ver el sexo y la vida. Somos seres sociales que biológicamente buscamos el mejor candidato para dejar una descendencia apta y mejorar la raza.

 

Breve historia del sexo

Costumbres, ritos y leyendas es lo que ha marcado a nuestra sociedad como la conocemos. El hombre siempre ha perseguido reavivar la llama de la pasión. Diosas del sexo y la belleza, dioses de la virilidad, aguas sagradas es lo que se conoce como los comienzos de la historia del sexo y la lujuria. Hablando de este tema se entenderá porque:

  1. El sexo no es tabú
  2. Lo juguetes sexuales siempre han existido
  3. Lucrarse del sexo no es malo

En vista que las costumbres y los hábitos siempre han marcado un inicio y final de épocas o períodos, lo mismo sucede con el sexo. La sexualidad es algo tan común que es por eso que ha variado tanto sus concepciones tanto así que, al hablar de sexualidad automáticamente pensamos en el coito. Pero en realidad el concepto va más allá de la mera penetración. Consta de una parte emocional y psicológica, una comunicativa y conductual y por último, el coito.

Existen barreras que dificultan este disfrute, ya sea por parámetros sociales como: sistema o escala de valores, normas, costumbres, ideologías, leyes, etc. Todo lo que pueda ser una traba para que logres el disfrute pleno de ti mismo. Puede que un comportamiento sea aceptado en una sociedad como en otra puede considerarse una falta grave de la ley y merezca un castigo. Por ejemplo: verle el cabello a una mujer que use Hiyab.

La conducta sexual está condicionada por factores biológicos, sociales, emocionales, familiares, culturales y un sinfín de factores que pueden marcar hasta nuestra forma de ver esta conducta humana. El género, la identidad de género y la orientación sexual pueden marcar una diferencia abismal de lo que consideramos placer. En estos momentos, nos encontramos en un constante cambio de los paradigmas sexuales que nos hacen criticarlos y cuestionar nuestros juicios y prejuicios para crear nuestro propio comportamiento sexual.

 

El mundo antiguo de la sexualidad

Hay vertientes del mundo del sexo que son más antiguas de lo que nosotros creemos. Entenderlos nos hará aceptar que tanto los juguetes sexuales como las fantasías son algo normal. Desde nuestros ancestros, el sexo siempre ha existido. Tal vez no hagamos un estudio antropológico de la historia del sexo. Pero sí haremos un recuento de momentos que marcaron la historia y han sido olvidados.

Antigua Grecia

Partiendo desde la antigua Grecia, específicamente en Atenas, el hombre podía tener tres relaciones. Hay que destacar que el papel de la mujer en este tiempo era únicamente para procrear hijos o establecer mero placer. El resto, era considerada un objeto perteneciente al hombre. Estas tres relaciones eran reconocidas y respetadas socialmente. Se conocían mediante tres figuras: La Gyné (esposa), para tener hijos legítimos; La Palaké (concubina), que constituía una relación estable; y La Hetera (prostituta), sólo para el placer. Dentro de la lógica de la mujer actual occidental esto es una abominación algo imposible por dos razones:

  1. La mujer ya no es un objeto perteneciente al hombre. Es un ser independiente tanto física como emocionalmente.
  2. La poligamia ya no es practicada en la mayoría del mundo. Esa posición de los Atenienses no tiene validez en este momento, pero, la poligamia sí tiene vigencia en algunos países sobre todo en tribus africanas.

Siguiendo con Grecia, en ese tiempo (Antigua Grecia) aunque fue la época en la que nacieron ciencias como el Derecho, Ciencias Políticas, Filosofía, Matemática y otras, también fue la época de muchas perversiones.  Entre esas se encuentra la figura del Paidagogo. Esta institución social era la encargada de iniciar sexualmente a los adolescentes varones. Actualmente sería llamado Pedofilia, pero en la Antigua Grecia era un rito. Los hombres debían pasar por este rito para prepararse para su primer encuentro sexual, asegurando la virilidad y la libido.

Egipto

En Egipto, cuando el modo de gobierno era mediante los Faraones, la sexualidad era vista hasta como un regalo de los dioses y podía ser utilizada para mejorar la vida de los súbditos.  Por ejemplo, cuando había épocas de sequía o de baja cosecha, el faraón optaba por la masturbación y su semen era tirado al Río Nilo para que llenara sus aguas de fecundidad real.

Religión Judeo-Cristiana

Su opuesto lo encontramos en la religión judeo-cristiana. En la que prohíben derramar semen sino es para procrear. Afirmando que el coito sólo se debe hacer cuando se va a engendrar. Así fue como los occidentales comenzaron a pensar que era únicamente para concebir. Se crearon millones de tabúes, mitos y leyendas con respecto al sexo y a la sexualidad.

América en época Colonial

Vayamos a América, ya cercano al tiempo de las colonizaciones, los indígenas andaban en libertad sin prejuicios del sexo. Algunos historiadores y cronistas, cuentan que ese momento, el sexo en las tribus era libre. Relaciones sexuales entre el mismo sexo. Prácticas grupales, usando indumentaria tradicional, usando diversas posiciones y formas como sexo anal, oral y genital. Cuando llegan los españoles comienzan los prejuicios y modelos de comportamiento social, entre esos las prohibiciones de andar en taparrabos o con los senos al aire. Y eso que solo estamos en los 1492 d.c.

Prácticas masturbadoras religiosas

Puede que no te sorprenda como puede que sí. En la antigüedad sobre todo cuando la religión empezó a cobrar mucha importancia en la vida del hombre. Hasta el punto de modificar la forma de verla y las normas sociales; existían prácticas sexuales. Con el motivo de ser rituales, eran conocidas como prácticas masturbadoras religiosas. Los casos más conocidos eran los de unas sacerdotisas que se masturbaban en el nombre de Dios. De hecho, eran conocidas como la mano de Dios como muestra de agradecimiento o con el objetivo de lograr algo con determinado rito.

 

Aunque las prácticas sexuales siempre han existido. Han marcado un principio y un fin en la forma de ver al mundo. Al hombre y a la mujer. Hablar del sexo y la sexualidad es tan amplio que puedes pasar por religión, cultura y percepciones propias, lo interesante de hacer estos estudios es conocer la realidad del sexo, de su funcionamiento e implicaciones. En síntesis, existen muchas formas de verlo. Desde conceptualizaciones y formas de sexo que pueden variar dependiendo del lugar en el que nos encontremos. La cultura y la religión será lo primero que influirá en nuestras concepciones sobre la sexualidad.

 

La privacidad es un pilar fundamental de los sex shop

En el sector erótico, el mercado de los juguetes sexuales está creciendo como la espuma. Esto se debe a que cada vez más son menos las personas que con prejuicios ante este tema. Es decir, que existe una alta probabilidad que la demanda de estos productos siga en alza. En vista que se están superando los tabúes sobre el uso de los juguetes para adulto. Los demandantes o compradores son más. En comparación con los años anteriores es normal ver más sex shop que en años pasados. En el año 2013 en España el sector erótico facturó alrededor de 420 millones de euros.

Algunos lo llaman metamorfosis y otra adaptación natural del mercado. Los cambios que ha sufrido el sector erótico en el mundo son totalmente evidentes. Además, el perfil del consumidor ha cambiado hasta ha generado nuevos sub-perfiles. La globalización de los problemas y las realidades sociales ha permitido que las personas reconsideren sus costumbres y su forma de ver la sexualidad. La apertura de las culturas y forma de pensar, aunado de la tolerancia y el respeto que ha nacido con respecto a la vida sexual. Sin duda ha favorecido a la creación de nuevos sex shop con múltiples variantes. Es decir que, económicamente hablando, es un sector con buenas expectativas que generará tanto trabajo como capital financiero suficiente para participar activamente en el sistema económico mundial.

El papel de la mujer en los sex shop

Existe un factor importante para que el negocio surja y es el papel de la mujer. De hecho, es un segmento importante de este mercado. Esta premisa se basa en que, desde que la mujer ya no es considerada un objeto y el libre en todos los sentidos, incluyendo su vida sexual, puede disfrutar de ella misma sin la necesidad de un hombre. Es un ser autónomo e independiente. Tan independiente que, según estudios, actualmente el 65% de los productos ofrecidos en los sex shop son comprados por mujeres.

Es cierto que hay un porcentaje alto de mujeres que compran productos sexuales. Buscan satisfacer una necesidad fisiológica. Existe un factor que preocupa tanto a las mujeres como a los hombres y es la privacidad. Gracias a que este sector está muy bien establecido, dentro de lo que significaría el perfil del consumidor, la privacidad y el anonimato en las compras. El anonimato se consigue plénamente con la venta online de los sex shop.

Algunos sexólogos afirman que masturbarse es hacer el amor con la persona que más quieres. En cierta forma es verdad. Es por eso que la mayoría de las compras son: vibradores, bolas chinas y demás productos para la masturbación tanto femenina como masculina. Si bien es cierto que las mujeres, por lo menos en España, representan el 65% de las compras de juguetes sexuales. También es cierto que lo hacen a través de sex shop online, vía web. Buscan el envío a casa discreto. Esto apunta a que ese 65% de compradores no se siente a gusto dirigiéndose a una tienda física. Pero sí comprando el producto de forma anónima o privada en una web sex shop.

sex shop para mujeres

La  privacidad en los sex shop presencial

Basados en lo anterior, las tiendas deben proporcionarle al cliente la mayor satisfacción y comodidad posible. Es por eso que un buen Sex Shop como Vibrashop les ofrece a sus clientes servicios virtuales. Además, las tiendas online están actualizándose para atacar a todos los nichos del mercado posible. El sueño de muchos por fin se ha hecho realidad ¿no?. Ponemos un ejemplo: Aquellos que quieran practicar el fisting serán los únicos en saberlo con sus compras online, gracias a los envíos discretos que protegen su intimidad.

Otro punto importante es la importancia de la privacidad. Un estudio estadístico de otros sectores del mercado erótico, afirman que el 65% de las compras en sex Shop las hacen parejas (homosexuales y heterosexuales) no hay orientación que limite. De hecho, es muy variada. Los hombres compran vibradores para utilizarlos con su pareja. Sea mujer u hombre, y el simple hecho de hacerlo privado o íntimo hace que el comprador se sienta en confianza consigo mismo y se aliente a comprarlo. Eso debe hacer un buen sex shop, alentar al cliente a comprar el producto que más encaje con lo que necesite.

Comprar en un sex shop online

Por eso nace una buena interrogante: ¿Es mejor comprar en un sex shop online o en un sex shop presencial? Eso depende de lo que el cliente prefiera. Muchos optan por la compra online porque: 1) es cómodo, 2) es rápido y 3) es anónimo. Mientras que otros prefieren ir hasta el local para buscar lo que ellos necesitan. También puede influir el sistema sensorial que tenga el cliente, si es visual, auditivo o kinestésico pero eso, es entrar más en el tema neuro-ventas. Pensamos que los sex shop online tienen servicios de chat, teléfono y mail para ayudar a realizar las compras a los usuarios.

Entonces, la privacidad para este sector del mercado de productos y servicios es un factor que moldea directamente a la demanda y puede hacer que un negocio fracase. Aquellos que deciden entrar en este mundo como comerciantes, deben entender perfectamente a sus clientes. Además, estamos hablando de sexo, no todo el mundo está abierto al tema, arrastramos muchos tabúes.

 

Más competitivo de lo que parece

En el mercado erótico existen muchas vertientes que atacan a perfiles determinados. Entre los más famosos están los que promocionan el cine pornográfico. Haciendo funciones como si fuese una sala de cine común y corriente, los Peep Show, que funcionan muy bien en Asia. Y, las tiendas físicas o virtuales conocidas como Sex Shop. Estas suelen tener secciones para vender indumentaria que te pueda servir para disfrutar de la sexualidad y del sexo con quien sea tu pareja.

Desde que comenzó a lucrarse el mundo de la sexualidad, automáticamente comenzaron a crear gamas de productos como en todo mercado. Vibradores de alta gama, bolas chinas baratas, cremas y aceites, ropa comestible, elementos sado, etc. Entre otros productos que sirven para que disfrutes del sexo. Es obvio que existen marcas y que prácticamente son líderes en este sector. Te mencionamos algunas que probablemente conozcas:

  1. Nomi Tang
  2. We Vibe
  3. Tenga
  4. Shunga
  5. Satisfyer
  6. Durex

Estas marcas son las más reconocidas en juguetes para adultos y sur precios pueden variar. Las tiendas virtuales como Vibrashop son de las pocas en las que puedes conseguir los mejores productos para que disfrutes de tu sexualidad. Manejan los precios más competitivos del mercado. ¿Qué quiere decir esto? Puedes encontrar los mejores productos al mejor precio. De hecho, tiene más de 40.000 productos en juguetes sexuales, accesorios bondage y un gran catálogo. Todo para que lo disfrutes con amigos, con tu pareja o en grupo. Tú decides cómo usarlos.

Temáticas variadas

La creación de lencería erótica y temática es un mercado que pocas Sex Shop han abarcado, pero Vibrashop sí lo hizo. Disponemos de marcas tan reconocidas como Lingerie, Lips and Cheery, Leather, etc. Tanto como preservativos, lubricantes y afrodisíacos. Los cuales representan un papel fundamental en nuestras relaciones. Vibrashop ha construido un amplio catálogo para ti. En la historia del sexo, con el Marqués de Sade nació el BDSM… No creas que es nuevo. Desde la edad media se practica esta práctica sexual. Si estas interesado en comenzar en ese mundo, no te preocupes tenemos todo lo que necesitas.

Ofrecemos también productos 100% originales y de las mejores marcas. Todos los productos cuentan con todas las garantías de higiene y seguridad. Si te preguntas a qué productos nos referimos, es a los vibradores, ofrecen las mejores marcas como: Pipedream, Ovo, We Vibe, Satisfyer, etc. Todos los productos pasan por nuestro departamento de calidad y los testamos además de comprobar su seguridad.

Ranking de precios según productos

Un factor importante es el rango de los precios que se manejan dentro del mundo de los Sex Shop. Claramente, dependerá de los productos y la marca, pero aquí te estableceremos una banda de precios para puedas guiarte sin problemas. Dentro de los productos más vendidos se encuentran los:

 

1. Juguetes Sexuales

1.1 Vibradores

Los vibradores para hombres 9,00 € – 86,00 €

Los vibradores para mujer 2,00 € – 399,00 €

Vibradores a distancia 1,00 € – 78,00 €

Igualmente se encuentran los estimuladores de clítoris y los estimuladores anales entre los 2,00 € y los 144,00 €

1.2 Consoladores

Consoladores femeninos: 7,00 € – 341,00 €

Consoladores masculinos: 5,00 € – 97,00 €

1.3 Accesorios sexuales

Bolas chinas: 2,00 € – 107,00 €

Anillos para el pene: 2,00 € – 266,00 €

Alargadores De Pene: 3,00 € – 265,00 €

Muñecas Hinchables: 14,00 € – 1.702,00 €

2. Lubricantes: 1,00 € – 252,00 €

Aceites: 5,00 € – 23,00 €

Cuidados del cuerpo: 8,00 € – 73,00 €

3. Afrodisiacos: 1,00 € – 241,00 €

Cremas: 1,00 € – 136,00 €

Perfumes: 2,00 € – 218,00 €

4. Preservativos: 0,50 € – 40,00€

5.Bondage:

Lencería intima BSDM: 1,00 € – 141,00 €

Juguetes Sado y Bondage: 2,00 € – 395,00 €

Bondage Extremo: 10,00 € – 136,00 €

 

Tu imaginación dentro de la sexualidad es el límite

El sexo y la sexualidad, es un mundo que, aunque muchos no sepan apreciar o aun lo vean con tabú, no lo ven la profundidad del tema. La sexualidad va más allá del simple coito o la necesidad de reproducirse. Actualmente, por la forma en la que estamos llevando nuestras vidas, la relación en pareja está quedando en segundo plano. Muchos sexólogos recomiendan el uso de juguetes sexuales para avivar la relación.

¿Te preocupa no saber qué hacer?

Es normal gracias a los tabúes y a las restricciones creadas por el sistema cultural que vivimos, el sexo es visto como algo indebido, prohibido y doloroso. No te estreses, tu imaginación es el límite de tu placer. Disfruta de todas opciones que tiene el mundo para ti.

Si en tu relación el nivel de comunicación es bajo, están encerrados en una rutina, ya no hay chispa o algún tipo de deseo, sientes que estás a dos velas. Esa persona especial con la que decidiste estar ya no es la misma. Para todos estos problemas,  lo mejor es utilizar juguetes y demás indumentaria sexual para que te ayuden. No te preocupes si te sientes incómodo, los juguetes siempre molan.

Acércate a un Sex Shop o si eres muy vergonzoso, visita una tienda online. No tendrás que salir de casa. Solo necesitas saber qué quieres hacer y en Vibrashop tenemos una mail, chat, expertos que te asesorarán sobre el juguete, indumentaria bondage, disfraces o ropa. Visítanos y revisa toda la gama de juguetes, aceites, cremas, afrodisiacos, perfumes, BDSM que tenemos para ti.

sex shop VIBRASHOP

 

Nosotros te contamos lo que no te cuentan en un sex shop

FACEBOOK | TWITTER | GOOGLE+ |  YOUTUBE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.