Cómo es la primera experiencia en una tienda de juguetes eróticos

Dicen que siempre hay una primera vez para todo. Y, en el mundo del sexo, esta premisa se cumple más que en ningún otro ámbito. Puede que tengas una elevada experiencia en relaciones sexuales, o no, pero hay más cuestiones relacionadas con el sexo que puedes experimentar sin que implique necesariamente estar dentro de la cama. ¿Has estado alguna vez en un sex shop? Si la respuesta es sí, sabrás que la primera vez en uno de estos lugares puede no ser satisfactoria si no se va con la actitud adecuada. Si la respuesta es no, en este artículo te contaremos cómo es la primera experiencia en una tienda de juguetes eróticos y te daremos todas las claves para que esa primera visita sea positiva.

Expectativas VS. Realidad

Las expectativas son un arma de doble filo, y más aún en lo que a sexo se refiere. Para alguien que nunca ha ido a una tienda de juguetes para adulto, las referencias pueden reducirse a lo que han visto en películas o a lo que otras personas les han contado. Expectativas que se crean y que es difícil que se cumplan, tanto para bien como para mal.

Lo que debes tener claro es que este tipo de tiendas no dejan de ser comercios, cada uno con sus propias características, que buscan ofrecer productos y servicios a sus clientes. Las tiendas más grandes tendrán por lo general mayor variedad de productos y zonas diferenciadas para hombres y para mujeres. Aunque en tiendas más pequeñas es posible encontrar a veces productos más específicos y concretos.

Pasos para prepararte antes de ir a una tienda de juguetes para adulto

Antes de dar el paso de acudir a una tienda de juguetes eróticos, hay algunas cuestiones que debes tener en cuenta. Cuanto más pienses en ello y más te prepares, más fácil será que mantengas tu decisión cuando llegue el momento.

Asegúrate de que quieres ir

La realidad es que nada ni nadie te obliga a ir a una tienda de juguetes para adultos. Si lo haces, la decisión debe partir de ti y de tu convencimiento. Hacer las cosas a la fuerza o por imitación no es una buena idea, porque lo más probable será que pases por una mala experiencia desde el primer momento.

Márcate un objetivo para tu visita

Puede ser que únicamente quieras visitar un sex shop para vivir la experiencia. Y eso no está mal, pero la falta de un objetivo real puede hacer que tu convicción se tambalee cuando te encuentres frente a la puerta del establecimiento. Por eso es una buena idea marcase un objetivo a cumplir durante la visita. Por ejemplo, un buen objetivo podría ser comprar algo para sorprender a tu pareja y salir de la rutina, ya sea lencería, juguetes u otros accesorios.

Busca una tienda de confianza

Como ya hemos visto, cada tienda es un mundo, y no todas tienden por qué darte la misma confianza. Puedes buscar referencias de algunas de las tiendas más cercanas a ti, o apostar por aluna tienda situada dentro de un centro comercial o de una zona comercial. Y es que en este tipo de espacios las tiendas suelen ser más luminosas y con una decoración más actual, lo que te dará mayor seguridad a la hora de internarte en ella.

 

Consejos para ir a una tienda de juguetes eróticos por primera vez

Ahora que ya lo tienes todo más que preparado, llega el momento de cruzar el umbral. Y nunca sobran algunos consejos que consigan que tu visita sea todo un éxito y que además puedas disfrutarla sin presiones.

No tener vergüenza

La vergüenza es el principal motivo por el que muchas personas evitan acudir a una tienda de juguetes eróticos. Sin embargo, deberías tener claro que nadie va a juzgarte. Visitar uno de estos establecimientos no es diferente de hacerlo en cualquier otro. Además, cuanta mayor naturalidad muestres, más natural será la visita y la actitud de empleados y otros clientes hacia ti.

Preguntar e investigar todo lo posible

Un buen consejo es que aproveches la visita para aprender todo lo posible sobre juguetes sexuales. No tengas miedo de preguntar, probar e investigar. Nadie mejor que los dependientes y propietarios de tiendas eróticas para darte toda la información necesaria acerca de sus productos.

Divertirse sin prejuicios

Del mismo modo que esperas que nadie te juzgue por el hecho de acudir a una tienda para adultos, tú no deberías tener prejuicios sobre lo que te vas a encontrar en ella. Ni, por supuesto, sobre las personas que trabajan allí o sobre otros visitantes. Tener la mente abierta es una de las máximas antes de in por primera vez a una tienda de juguetes eróticos.

Ir en compañía de otra persona

Finalmente, puedes barajar la opción de ir en compañía de otra persona para que la visita resulte menos violenta. Eso sí, procura hacerlo con alguien de confianza para que la incomodidad no sea un problema durante el tiempo que paséis en el interior del comercio. Es una ocasión perfecta para estrechar lazos en pareja o para pasarlo bien con amigos, así que deja de lado la timidez y disfruta de tu primera visita a una tienda de juguetes para adultos.

Alternativas a una tienda de juguetes eróticos física

Si, a pesar de todo, sigues sin tener muy claro si acudir o no a un sex shop, recuerda que en la actualidad tienes opciones igualmente válidas para probar los juguetes sexuales que quieras sin salir de casa. Como, por ejemplo, visitar una tienda de juguetes eróticos online. Donde tendrás un amplio catálogo de posibilidades que poder adquirir y encargar desde la comodidad y anonimato de tu hogar. Una de las ventajas de este sistema es que recibirás los productos elegidos en poco tiempo y con total discreción. Una buena alternativa para iniciarte en el conocimiento de los juguetes para adultos con facilidad y tranquilidad. Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.