Saltar al contenido

Cómo ser bueno en la cama, consejos para aumentar el placer

ser bueno en la cama

 

Cómo ser bueno en la cama, una cuestión que en algún momento nos ha preocupado a todos, y a todas. 

En realidad no es un tema que deba obsesionarte, como veremos a continuación, cómo ser bueno en la cama no se basa en un único método, existen muchas posibilidades, todas ellas válidas, de lo que se trata en realidad es de tener algunos recursos para hacer disfrutar a la otra persona siempre que sea necesario. 

Ser bueno en la cama, cuestión de práctica

Como la mayoría de lo que hacemos, ser una buena amante o un buen amante se aprende con la práctica.

Nadie lo hace bien la primera vez, y seguro que has notado que, con el tiempo, has aprendido a conocerte a ti mismo/a y has descubierto cosas que, por lo general, funcionan con otras personas, eso es lo más importante en el sexo, y es que lo que no podemos hacer es estancarnos.

Ser bueno en la cama es evolucionar, seguir aprendiendo. No importa si tenemos una pareja estable o no, si mantenemos relaciones esporádicamente o con regularidad, es fundamental que seamos creativos y veamos cada relación sexual como una oportunidad para aprender.   

Ser bueno en la cama es cuestión de práctica, pero también de actitud. No debes caer en la rutina, o ver tus relaciones como un trámite, en el que lo que cuenta es llegar al orgasmo, al contrario, cada relación sexual es una oportunidad para disfrutar, para descubrir algo nuevo y por supuesto, para hacer disfrutar a tu pareja.

Cómo ser bueno en la cama, algunos consejos prácticos

Si lo que estás buscando son consejos prácticos para ser mejor en la cama, y hacer disfrutar más del sexo a tu pareja, a continuación repasamos algunas recomendaciones infalibles.

  • Ambiente + preliminares: No se trata de tener un método, se trata de adaptarse a cada situación. Unos preliminares pueden suponer un tiempo prolongado antes de la penetración, o durar apenas unos segundos porque la propia situación es de por sí excitante, lo mismo sucede con el ambiente, podemos crear un ambiente diferente si estamos en casa, pero a veces vale la pena buscar otros espacios en los que disfrutar del sexo con un poco de riesgo. 
  • El egoísmo es lo más contraproducente en la cama. Cuando mantenemos una relación sexual, todos queremos llegar al orgasmo, pero no podemos hacerlo por la vía rápida, olvidándonos de la otra persona. Es fundamental ser generoso en el sexo, tratar de conocer a la otra persona y disfrutar mientras hacemos disfrutar. No tener prisa es uno de los secretos que nunca fallan. 
  • Más allá de la penetración, es decir, más allá de la vagina, existe un mundo de posibilidades. ¿Quieres ser realmente bueno en la cama?, tendrás que tener recursos que vayan más allá de la penetración. Decíamos que la creatividad es fundamental, es cierto que en el sexo existen muchas posturas diferentes, y por lo tanto se puede disfrutar de formas de penetrar muy variadas, pero hay mucho más que conviene explorar y conocer. 
  • Los multiorgasmos se dan en todas las mujeres, esto quiere decir que después del primer orgasmo puede venir otro, y luego otro y así sucesivamente, hasta que el cuerpo aguante. Ser capaz de provocar multiorgasmos en tu pareja es una señal de que algo estás haciendo bien.  
  • Más allá del sexo también hay que cumplir. Una vez hemos acabado llega el momento de relajarse, de compartir un momento de intimidad, una conversación, etc. 

Para ser bueno en la cama hay que tener claro que el sexo es cosas de dos, o de más…, por eso hay que disfrutar, pero también es necesario ser generoso, tratando de buscar el placer de la otra persona. 

Juguetes sexuales para mejorar las relaciones en pareja

A veces, recuperar la pasión en la cama es tan sencillo como utilizar juguetes sexuales en pareja. Los juguetes sexuales nos proponen una nueva forma de descubrir y explorar el cuerpo y las sensaciones de nuestra pareja, no importa si es una mujer o un hombre. 

¿Por qué los juguetes sexuales puede mejorar nuestra experiencia en la cama?, porque normalmente están pensados para dar placer a la otra persona cuando los utilizamos en pareja. 

Hablábamos de los importante que es ser generoso o generosa en la cama, pensar en el placer de la otra persona, los juguetes sexuales nos permiten precisamente hacer disfrutar a nuestra pareja más allá de la rutina. 

Sin embargo, es necesario también saber cómo utilizarlos, en base a los gustos de nuestra pareja.

Un ejemplo que explica muy bien el uso de juguetes sexuales en pareja son los vibradores para mujeres. La mayoría de los hombres, al menos la primera vez, ven estos vibradores como un juguete de penetración, y en muchas ocasiones es así, pero la función principal de los vibradores es, precisamente, vibrar, por eso el punto sobre el que debemos insistir es el clítoris. Esto quiere decir que, si eres un hombre y vas a utilizar un vibrador con una mujer, no debes ir directo a la penetración, al contrario, juega con la vibración en otras zonas, pero especialmente en el clítoris, quizá ni siquiera sea necesario que el vibrador penetre para conseguir orgasmos muy intensos.

No tengas miedo a probar cosas nuevas

Cuando hablamos de cómo ser bueno en la cama, tenemos que tener en cuenta que lo más importante es la actitud. Una persona que está convencida de hacerlo bien y que además, no tiene miedo de probar cosas nuevas, va a hacer disfrutar a su pareja. No tengas miedo, experimenta y déjate llevar, no importa si hace muchos años que tienes pareja o si vas a mantener una relación con alguien que acabas de conocer, lo más importante es disfrutar y conseguir que la otra persona también disfrute. 

En VibraShop encontrarás el mayor catálogo de juguetes sexuales, si quieres disfrutar de nuevas experiencias con tu pareja y salir de la rutina, en VibraShop encontrarás todo tipo de ideas.       

Vibrashop
Vibrashop