¿Cómo ser un hombre multiorgásmico?

¿Cómo ser un hombre multiorgásmico?

Orgasmos y el hombre multiorgásmico

Los orgasmos se definen, desde lo bilógico, como una descarga expulsiva de tensiones neuromusculares en el apogeo de la relación sexual. Siendo una de las experiencias humanas más satisfactorias.

No todos los orgasmos se originan de la misma forma. El orgasmo es ligeramente diferente para cada persona e incluso es distinto para la misma persona en momentos diferentes. A pesar de ello, los hombres, por la biología que configura sus cuerpos, tienen algunas características comunes a la hora de tener orgasmos. Son recurrentes los movimientos corporales rítmicos. Además, de aumento del pulso, tensión muscular, dilatación de las pupilas y una repentina liberación de la tensión que incluye contracciones pélvicas. Estos cambios se producen en todo el cuerpo y no se reducen exclusivamente a la genitalidad.

Nuevos descubrimientos

En la actualidad la tecnología nos ha permitido llegar a nuevos conocimientos que demuestran que gran parte de la sensación orgásmica se lleva a cabo en el cerebro. El hecho de que se pueda tener un orgasmo estando dormido en donde no hay contacto corporal soporta estos postulados. Algunos experimentos han mostrado que la estimulación con electrodos en partes específicas del cerebro producen sensaciones de placer sexual sin contacto físico.

A diferencia del orgasmo, que como vemos es una experiencia que no sólo involucra los genitales sino todo el cuerpo, la eyaculación masculina hace referencia a un reflejo que ocurren en la base de la columna vertebral y da como resultado la expulsión de semen. Esto nos permite entender con facilidad, que el orgasmo y la eyaculación son procesos biológicos diferentes. Y que si se practica es posible aprender a experimentar la sensación cumbre de los orgasmos sin activar el reflejo de la eyaculación. Para esto hace falta tener una concepción más abierta de la sexualidad. Hay que entender que no somos máquinas de palancas o botones para generar sensaciones. Sino que funcionamos con un todo y en comunión al otro.

Nuevos puntos de vista

Tenemos que comprender que cultivar la sexualidad significa profundizar en el placer corporal. Además de la capacidad de poder intimar con la pareja. Cada persona y cada experiencia sexual es diferente. Por lo que reconocerse y conocer a la pareja es un paso fundamental para poder obtener múltiples orgasmos.

Una eyaculación puede resultar significativa en cuanto a términos de costos biológicos se refiere para los hombres. En una eyaculación podemos encontrar entre cincuenta millones y doscientos cincuenta millones de espermatozoides. Además representa una inversión importante de proteínas pues lo que se busca con los espermatozoides es la creación de una nueva vida. Por lo que el cuerpo entrega lo mejor de si en cada eyaculación. Lo cual hace frecuente ver que después de cada eyaculación los hombres queden cansados y pierdan la erección. Este tiempo también se conoce como el periodo de refracción. Es el tiempo que toma el cuerpo en reponerse lo suficiente para poder conseguir una nueva erección. Esto hace muy importante entonces la separación de los orgasmos y las eyaculaciones. Al separar ambos debemos tener claro que buscamos no la reproducción sino el placer sexual.

Multiorgásmico por el placer sexual

Para buscar conseguir los orgasmos múltiples o llegar a ser multiorgásmico, lo primero que hay que entender, es que no se logran de la noche a la mañana. Para ser multiorgásmico se necesita un proceso de autoconocimiento y auto-cultivo de las sensaciones que se refina con la practica. Hay que liberarse de todo tipo de creencias y prejuicios, y entregarse por completo a la sensación.

Conocer el cuerpo y las sensaciones que por el pasan, es muy importante a la hora de concebir los orgasmo múltiples. Los primeros ejercicios para su consecución indican prácticas de masturbación hasta el momento exacto antes de la eyaculación. Luego bajar la intensidad y repetir. El objetivo es conocer las sensaciones que por el cuerpo atraviesan de la forma más precisa. Todo ello, para lograr reconocer los momentos en los que hay que bajar el nivel de la estimulación. La respiración es ficha clave en este proceso. La respiración ayuda a oxigenar mejor el cuerpo permitiendo una mayor concentración en las sensaciones. Lo ideal es poder amplificar el momento preciso en el cual ocurre el orgasmo sin tener que pasar por la eyaculación. El objetivo es poder repetirlo cuantas veces se guste.

Los ejercicios Keguel son super útiles pues ayudan a retener la esperma en el cuerpo y te ayudarán a conseguir ser multiorgásmico.

Anímate a practicar y libérate de creencias para disfrutar del sexo de forma que antes no habías imaginado.

 

Para finalizar, si tienes preguntas o quieres compartir experiencias te invitamos a participar del foro en el siguiente link: http://www.vibrashop.es/blog/question-archive/

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales para más información y promociones. Nosotros le contamos lo que no le cuentan en un sex shop

FACEBOOK | TWITTER | GOOGLE+ |  YOUTUBE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *