Saltar al contenido

Las disfunciones sexuales más comunes en personas jóvenes

El sexo en pareja es, sin duda, una fuente de placer muy importante, sin embargo, la aparición de disfunciones sexuales puede provocar que las relaciones sexuales se conviertan en un problema, que solo con ayuda profesional puede superarse. 

Esta semana vamos a analizar las disfunciones sexuales más comunes en personas jóvenes, sus posibles causas y las soluciones más eficaces, para evitar su aparición. 

Reducción del apetito sexual

Los normal en una pareja, sobre todo al principio, es que ambas personas tengan muchas ganas de estar juntos y disfrutar de relaciones sexuales en cualquier momento, sin embargo, esto no siempre es así, en ocasiones, una de las personas, o las dos, sufren de inapetencia sexual. 

Este problema es, por desgracia, cada vez más común en parejas jóvenes y las causas pueden ser muchas, desde pérdida de interés en la pareja a episodios de ansiedad y otros trastornos psicológicos. 

La inapetencia sexual puede superarse si se contacta con una persona especialista, capaz de identificar la causas y poner una solución. Cualquier problema de inapetencia puede resolverse en pareja, y volver a recuperar las ganas de disfrutar del sexo.

Control de la eyaculación

Esta es una de las disfunciones más comunes en hombres. Normalmente asociamos este problema a la eyaculación precoz, y de hecho es el caso más común, hombres que no pueden controlar la eyaculación y por tanto sus relaciones duran menos tiempo del deseado. Sin embargo, en relación con la eyaculación, también existe el caso contrario, la eyaculación retardada, que se da cuando el hombre es incapaz de eyacular aún teniendo relaciones de mucho tiempo.

En cualquiera de los dos casos existe solución, tanto la eyaculación precoz como la eyaculación retardada se pueden controlar por completo, mediante diferentes soluciones.

Dificultad para excitarse

Este trastorno se asocia tradicionalmente a las mujeres, sin embargo, son cada vez más los hombres, especialmente hombres jóvenes, los que tienen dificultades para excitarse ante una relación sexual. 

También pueden ser muchas las causas que pueden impedir a una persona excitarse con normalidad, lo más importante es no caer en la frustración y buscar ayuda.

Lo que conocemos como dificultad para excitarse ante una relación sexual de pareja puede venir motivado por muchas causas, desde una rutina que ya no satisface a una de las partes de la pareja, hasta problemas físicos o psicológicos, que son los que impiden que una relación pueda disfrutarse. Es importante determinar cuál es la causa exacta, para poder establecer una solución adecuada. 

Disfunción eréctil

La disfunción eréctil ha sido tradicionalmente un problema sexual asociado a la edad, sin embargo, también son muchos los jóbçvenes que han empezado a presentar este problema a edades tempranas.

La disfunción eréctil provoca una imposibilidad para mantener una erección, este tipo de trastorno sí puede ser un problema grave a la hora de mantener relaciones sexuales en pareja, si no se pone una solución inmediata, por eso, ante los primeros signos de disfunción eréctil, independientemente de la edad, es importante acudir a un especialista y solicitar ayuda profesional. 

Molestias durante la penetración

Las molestias, incluso el dolor durante las penetración en mujeres, suele estar asociado a una falta de lubricación natural, en estos casos es recomendable utilizar geles y lubricantes para facilitar la penetración, en la mayoría de los casos es suficiente con utilizar este tipo de geles para reducir las molestias.

En VibraShop disponemos de un amplio catálogo de geles y lubricantes para parejas, que permiten facilitar la penetración, generando además una sensación de placer mucho más intensa.

En cualquier caso, si a pesar de utilizar lubricantes las molestias no desaparecen, será necesario consultar a un especialista, capaz de evaluar la situación y establecer una solución adecuada. 

Las causas más comunes de disfunciones sexuales en jóvenes

La reducción del apetito sexual, el control de la eyaculación, la dificultad para excitarse, la disfunción eréctil y las molestias durante la penetración son las disfunciones más habituales en personas jóvenes.

En muchos casos asociamos estos problemas a circunstancias que tienen que ver con la edad, sin embargo, cada vez es más común sufrir este tipo de trastornos a edades tempranas.

A la hora de establecer una solución, es fundamental realizar un diagnóstico acertado, identificando correctamente las causas que están provocando el problema, por eso se recomienda en todo caso acudir a un especialista al identificar los primeros síntomas. 

En la actualidad, identificamos dos tipos de causa,s las físicas y las psicológicas. En casos de disfunción sexual en personas jóvenes, las causas más comunes son las siguientes.

  • Causas psicológicas: Son causas que tienen que ver con las emociones. No debemos subestimar la importancia que tiene el plano psicológico de una persona a la hora de mantener una relación sexual. Problemas como la falta de confianza en la pareja, la pérdida de interés o la rutina recaen en el plano psicológico, y suelen tener mucho que ver con la aparición de disfunciones. Las causas personales que derivan de la psicología se centran habitualmente en episodios de ansiedad, depresión, traumas, miedos, etc.
  • Factores físicos: También pueden existir factores físicos, que impidan el desarrollo de una sexualidad normalizada. La ingesta de alcohol o drogas puede provocar que aparezcan daños físicos que intervengan de forma nociva en nuestras relaciones sexuales. Existen además muchas lesiones que pueden provocar algunas de las disfunciones anteriores. Las deficiencias o variaciones hormonales también son una causa común, Todas ellas se pueden sufrir a edades tempranas. 

La importancia de acudir a un especialista

Independientemente de la edad que tengas, si has detectado algún síntoma que pueda afectar a tus relaciones sexuales, es importante que contactes con un especialista médico. 

Muchas parejas jóvenes ven afectadas sus relaciones sexuales por disfunciones que pueden ser permanentes, o bien desaparecer con el tiempo, sin embargo, en todos los casos debería ser un especialista quien evaluara cada caso, emitiendo un diagnóstico y una solución. Si una disfunción sexual no se resuelve, incluso en personas jóvenes, el problema puede agravarse.

Estas son las razones por las que siempre que nos enfrentemos a una disfunción sexual, deberemos contactar lo antes posible con un médico.     

Vibrashop
Vibrashop