Qué es el squirting

Qué es el squirting y cómo conseguir llegar a esta sensación

Aunque a menudo se confundan los términos, hay una evidente diferencia entre los fenómenos de squirting y la pura eyaculación femenina, cuestiones que provocan una cierta controversia entre los especialistas, ya que suponen objetos de estudio relativamente modernos y se antoja necesario saber realmente qué es el squirting.

Para determinar qué es el squirting, hay que tener presente que tanto la eyaculación de la mujer como lo que se expulsa en el fenómeno llamado squirting son dos líquidos que puede expulsar en los procesos de excitación u orgasmo.

Por si no lo sabías, el anglicismo con el que hemos acuñado este fenómeno femenino proviene de la traducción de squirt, que se conocería en español como chorro.

Se empezó a adaptar este término a comienzos del presente siglo, aunque ya en la antigua India se conocía con la expresión Amrita, aludiendo a un “elixir de la vida eterna”.

En reiteradas ocasiones se ha confundido este líquido con alguna especie de escape de orina, con sensaciones propias en las mujeres en las que, lo que consideran que han hecho ha sido orinarse en pleno acto íntimo con su pareja, algo que hay que aclarar por los recientes descubrimientos.

Es necesario conocer a fondo este fenómeno, ya que se ha comprobado que, al considerar erróneamente el squirting como si fuese un acto de orina involuntaria, muchas mujeres intentan retrasar el orgasmo o, incluso, evitar mantener relaciones por ese pudor.

¿Qué es el squirting?

En el momento en que las mujeres alcanzan su punto álgido en pleno acto sexual, descargan un líquido que, por su composición, se puede confundir con el de la orina y que provoca también una sensación muy placentera en estas mujeres,

El squirt es el líquido acuoso que se libera en plena ebullición, normalmente antes de que se expulse la eyaculación femenina, caracterizada por ser una sustancia más espesa y lechosa.

Según los últimos descubrimientos, para saber qué es el squirting, hay que tener claro que procede de las glándulas de Skene, situadas alrededor de la conocida como próstata femenina, que recoge la lubricación para trasladarla después por los conductos de la uretra.

Las mencionadas glándulas tienen tamaños diferentes según el caso de cada mujer, de ahí que algunas tengan más dificultades para alcanzar el squirt.

Entonces, ¿el squirting es orina?

Aunque muchos hayan confundido este líquido con el de la orina, por la presión con la que se descarga, lo cierto es que esta afirmación tiene algunos matices.

Según algunas investigaciones recientes, el squirt contiene urea, creatinina y ácido úrico, de ahí que se considere orina diluida de la vejiga, a causa de la relajación muscular. No obstante, esta orina está muy diluida, hasta tal punto que sea complicado identificarla como tal.

La cantidad que se suele expulsar en un acto de squirting está entre una cantidad imperceptible y 5 ml, en cuyo caso máximo sería imposible que no estuviera presente alguna proporción de orina, ya que no hay ningún órgano, aparte de la vejiga, que pueda acumular esa cantidad.

Falsos mitos del squirting

A continuación, queremos recoger también algunas de las expresiones típicas que se suelen usar para hablar sobre el squirting, que se pueden considerar como mitos acerca de este fenómeno:

  • Solo pasa en el porno: somos conscientes de la extravagancia típica que suele definir a las escenas pornográficas, potenciando aún más el chorro del squirt mediante algunos trucos, por lo que no hay que dejarse llevar por esta creencia.
  • Es igual a la eyaculación de los hombres: como hemos visto, el squirt cuenta entre sus componentes con orina, mientras que la eyaculación masculina es su fluido seminal propio.
  • Para que haya squirting debe haber orgasmo: esto no es así, puesto que son dos procesos independientes, que se pueden dar sin la necesidad de que se dé el otro, aunque también es cierto que ambas acciones se pueden dar a la vez.
  • El squirting es voluntario: al contrario, se trata de un fenómeno que no se puede controlar, de ahí que se busque conseguirlo con verdadero ahínco.

8 consejos para alcanzar el squirting

Aunque el squirting se puede experimentar sola, mediante la masturbación, se ha convertido en un auténtico desafío en la cama para muchas parejas.

A continuación, te ofrecemos algunos consejos muy apropiados para alcanzar la más que agradable sensación del squirting:

  1. Relajación total: tanto a nivel físico como mental, la mujer debe procurar en todo momento un estado total de relax, ya que la mente es una parte muy importante que influye en la calidad de las relaciones íntimas. Ante todo, evita la sensación de ansia por no llegar rápido, ya que será contraproducente al ser más difícil este cometido.
  2. Los preliminares son claves: los besos, caricias o juegos eróticos previos al acto sexual son muy positivos para conseguir el objetivo.
  3. Usa lubricante: existen en el mercado una amplia variedad de productos lubricantes que contribuyen a alcanzar el clímax con el squirting.
  4. Estimulación del clítoris: esta acción es fundamental para conseguir la máxima excitación femenina, lo que ayudará a conseguir el squirting, sobre todo con la combinación de movimientos circulares, de presión y de varias velocidades.
  5. Ten en cuenta el punto G: no te olvides de estimular el punto G femenino, el cual se encuentra orientado hacia el clítoris en el interior de la vagina. Ejercer estos movimientos serán muy positivos porque incrementará la presión en las glándulas de Skene, así como combinarlos con masajes externos del clítoris.
  6. Penetración: este es el punto clave, aunque, para conseguir el squirting, no solo vale con el pene, sino que la introducción de dedos o juguetes sexuales también puede contribuir en este sentido.
  7. Movimiento de la pelvis: estas acciones facilitan la contracción de los músculos previa al squirting.
  8. Sensación similar a la orina: cuando quieres orinar tienes una sensación muy parecida a la del squirt, con la liberación del líquido con máxima relajación en ambos casos.

En definitiva, estas son algunas de las medidas más eficaces en busca de conseguir el buscado squirting, un fenómeno que proporciona un enorme placer en la mujer y que le libera en los momentos más íntimos, en parte gracias a la gran cantidad de productos que ayudan a conseguir la mejor experiencia en la cama.

Un saludo de Lincy Johanna Acosta, sexóloga de VibraShop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.